¡Casi se le salen! Jem Wolfie solo se cubre con su brazo
RedCarpet

¡Casi se le salen! Jem Wolfie solo se cubre con su brazo

La hermosa modelo Jem Wolfie dejo muy poco a la imaginación de sus seguidores al posar con nada de ropa y cubriéndose tan solo con su brazo

Por: Melissa Gamboa Duran

¡Casi se le salen! Jem Wolfie solo se cubre con su brazo(Instagram)

¡Casi se le salen! Jem Wolfie solo se cubre con su brazo | Instagram

La hermosa modelo Jem Wolfie dejo muy poco a la imaginación de sus seguidores al posar con nada de ropa y cubriéndose tan solo con su brazo, una fotografía que sin duda hizo suspirar a sus millones de seguidores en las redes sociales.

Jem Wolfie es una chef y exjugadora de basquetbol no profesional, sin embargo tenía muchos más seguidores en Instagram que muchos deportistas, además se encuentra ganando millones de dólares utilizando un sitio web de medios sociales basado en suscripciones llamado OnlyFans y por si fuera poco el sello discográfico de Kanye West le paga por anuncios promocionales.

No obstante, hace unas semanas, casi comenzando el año, su cuenta de Instagram fue deshabilitada por ser tan coqueta en cada una de sus fotografías en la red social.

La residente de Perth, Australia Occidental, contaba con más de 2,5 millones de fanáticos en su cuenta oficial de Instagram, pero eso no es todo, ya que vende su propia mercancía, libros electrónicos de ejercicios y recetas, y gana miles de dólares utilizando la plataforma OnlyFans.

Por medio de esta página y las ventas de productos individuales, la joven ha ganado más de un millón y medio de USD desde agosto pasado y el poder de la celebridad solo aumentará aún más.

Y aunque su cuenta de Instagram ha sido eliminada, cuentas alternas que fueron realizadas por sus seguidores se han dedicado a compartir contenido de ella y de esta forma complacer a las personas que tanto amaban verla en sus publicaciones.

En esta ocasión te hablaremos de una fotografía que seguramente dejo delirar a más de uno, en ella podemos apreciar a la bella empresaria luciendo tan solo una tang@ y su torso totalmente descubierto tapándose tan solo con su cabello y su brazo izquierdo.

Haz clic aquí para ver la fotografía de Jem Wolfie.

Por otro lado, la ex chef de 29 años de edad también jugaba baloncesto, incluso fue comparada con Stephen Curry, sin embargo una lesión grave en la rodilla la obligó a salir de la cancha para su rehabilitación, pero al tiempo volvió al gimnasio donde comenzó a publicar videos de ejercicios para una pequeña audiencia en línea.

Wolfie decidió dejar la escuela secundaria para trabajar 70 horas a la semana en el mundo culinario y consiguió un empleo en un café, pero tal parece que ser un chef no era todo lo que ella esperaba, así que se enfocó en la Liga de Baloncesto de Australia Occidental (WABL) y comenzó a jugar de manera más competitiva.

 ¡Síguenos en Facebook y obtén más de Show News!

Pero como mencionamos anteriormente, en 2015, una grave lesión en la rodilla la obligó a salir de la cancha y cambio su vida una vez más.

Luego Wolfie decidió mantener parte de su contenido detrás de un muro de pago a influencers y cobrar a los seguidores una tarifa de suscripción mensual para videos y fotos.

En ella una persona puede pagar $10 USD al mes para ver su contenido y desde el pasado mes de agosto, la rubia curvilínea ha ganado más de un millón y medio de dólares con el sitio web.

Tengo una línea para OnlyFans y una para Instagram porque creo que hay cierto contenido que nunca debería mostrarse, y lo guardo para un posible socio", dijo la joven.

Cabe mencionar que a pesar de que cientos de comentaristas masculinos dejan mensajes llenándola de halagos y piropos en sus publicaciones y videos en las redes sociales, hay muchas personas que no creen que el cuerpo de Jem sea real.

Sin embargo, ella insiste en que todas sus curvas han sido moldeadas en el gimnasio, y es posible que cualquiera cambie su figura con el conocimiento y los movimientos correctos.

Te puede interesar: ¡En la ducha! Jem Wolfie se muestra totalmente mojada

TE RECOMENDAMOS